Mocha porteña invitaba a las personas a ser participes del juego, colocando sus caras en
los luchadores. Cada jugador se conectaba con su celular a una dirección web, donde iniciaba sesión y jugaba agitando el smartphone para golpear y presionando la pantalla para recuperar energía. Este
juego se mostró en el intermedio de Pecha Kucha Night Valparaiso en el marco del Festival de las artes.

Deja un comentario